Muxia

Muxía es una villa marinera en el epicentro de la Costa da Morte. Sus calles nos transmiten tranquilidad y paz en contraste con la bravura del mar y los acantilados abruptos tan característicos de su costa.

La historia cultural de Muxía va ligada al Santuario de la Virgen de la Barca y a las Piedras de su entorno, que tanto significan a los peregrinos que recompensan el esfuerzo hecho para alcanzar el final del Camino de Santigo.

También las playas de esta villa se caracterizan por sus aguas cristalinas, lo que hacen que sean otro reclamo turístico. Sus paseos, como el marítimo y sus incomparables vistas panorámicas con espectaculares paisajes costeros rivalizan en belleza con la maravillosa naturaleza.

En Muxía se conservan los únicos secaderos de congrio de todo el mundo. Para el secado del congrio se utilizan las “cabrias”, en las que permanece expuesto al sol y al viento. Hoy en día se pueden ver en el camino que lleva al Santuario de Nosa Señora da Barca.